e69926z3kreMarco Antonio Muñis ha logrado no solo el respeto y el cariño del público de habla hispana, sino también la admiración auténtica de esos miles que reconocen en su voz y en su talento la calidad indiscutible que sólo alcanzan los verdaderos artistas. Romántico por excelencia, él ha sabido mantener izada la bandera anímica de los países latinos, aun en contra de las invasiones de todo tipo de música en la que pareciera que el romanticismo es una emoción caduca y sin fuerza.

Desde que su hermano José Muñiz le hizo el favor de presentarlo a gente relacionada con el ambiente artístico desarrollo su talento musical. Luego de formar parte del coro en una iglesia de Guadalajara y de varias agrupaciones musicales, principalmente de carácter improvisado se traslada a Ciudad Juárez en 1946, lugar en donde no tuvo mucha suerte y decide regresar a su natal Guadalajara.

Como cantante, no lograba reunir suficiente dinero para subsistir, por lo que durante sus años iniciales tuvo que mezclar su carrera artística con otros oficios tales como los de panadero y joyero. Como recuerdo de este oficio aún conserva un diamante en la muñeca izquierda. Su inquietud por la farándula lo hace marcharse a la Ciudad de México y acepta trabajar como portero en la emisora radial XEW y posteriormente como asistente parcial de cantantes como Libertad Lamarque y Benny Moré.

imagesEn sus comienzos se presentaba en uno de los cabarets más conocidos de la capital mexicana conocido como La Bandida. Es ahí donde conoce a Juan Neri y Héctor González quienes tocaban en el Trío Culiacán. Un día el tercer integrante del trío no llegó por lo que Muñiz se ofreció a suplirlo por ese día alegando saber tocar guitarra, lo cual era falso. Al llegar a la serenata, Muñiz confiesa y sus compañeros lo reprenden pero ya no había nada que hacer y no quedaba otra alternativa que darle un par de maracas para que acompañara mientras hacía la tercera voz. El atrevimiento valió la pena pues Neri y González quedaron sorprendidos con el estilo, originalidad y dulzura en la voz de Muñiz.

Eventualmente Juan Neri, primera voz, requinto y director del trío, le pidió quedarse a tiempo completo, en el cual tomó el papel de tercera voz en conjunto y las partes de solista. Luego de varias vicisitudes -principalmente rechazos-, fueron descubiertos por el empresario de una casa disquera quien los firma inmediatamente. Comenzaba a surgir uno de los tríos de mayor fama en la historia musical de Latinoamérica: Los Tres Ases, nombre que adoptaron por sugerencia de su nuevo manejador y escogido al azar entre varias opciones. Junto con Los Tres Ases consiguió grabar ocho discos de larga duración, de entre los cuales destacan grandes éxitos como: Contigo en la distancia, La enramada y Regálame esta noche, por mencionar algunas.

MI0000202612A finales de 1959 y principios de 1960 dos motivos provocan la salida de Muñiz del trío: las diferencias cada vez más frecuentes con Neri cuyo alcoholismo comenzaba a afectar al trío por su informalismo e inconstancia, y porque ya desde una gira que hicieron a Puerto Rico y otros países, varias personas allegadas a Muñiz le habían sembrado la inquietud de algún día probar como solista.

Muñiz comienza en 1960 su carrera como solista con los temas Luz y Sombra y Escándalo.

En 1965, ya como solista reconocido y consolidado, comienza una gira tras otra que lo llevarían a los escenarios más importantes de Latinoamérica, Estados Unidos y España; cosechando éxitos como: Adelante, Compréndeme, Capullito de Alhelí, y Por Amor, entre muchísimos otros.

Por lo general las presentaciones de Muñiz han sido en una atmósfera privada tipo salones de hotel y ante públicos particulares, aunque no han hecho falta los conciertos en grandes recintos y estadios a lo largo de su carrera.

De sus álbumes, los de mayor éxito son:

“Marco Antonio Muñiz con Los Trovadores Caribe”
“Corazón Maldito”
“Mi Novia es Guadalajara”
“Interpreta A Gonzálo Curiel y Gabriel Ruiz
“Salsa, la Manera de Marco Antonio” con el cual incursionò en la música tropical.
“Mi Borinquen Querido”, un homenaje a la música autóctona portorriqueña.
“Homenaje a Pedro Infante”
“Homenaje a José Alfredo Jiménez”
Fue tal su fama en Puerto Rico que Marco Antonio bautizo a su hijo en dadas tierras como Marc Anthony, quien fue bautizado por su padre como Marco Antonio Muñiz en homenaje al cantante mexicano, cambió su nombre al que actualmente conocemos para evitar confusiones.

Aparte de sus múltiples álbumes y conciertos, Muñiz ha aparecido constantemente en programas televisivos a lo largo de Latinoamérica, principalmente en México y su amado Puerto Rico.

Marco Antonio Muñiz se ha retirado de los escenarios formalmente y limita sus apariciones a actividades especiales y muy ocasionales. Vive actualmente en su natal Guadalajara.

Fuente: servicioweb.cl