Existen cuando menos 5 ó 6 versiones de su fecha de nacimiento. La más aceptada es la del 11 de diciembre de 1916. Nació en Matanzas, Cuba, en la misma Matanzas que fue cuna de Miguel Faílde, el creador del danzón. Es ahí donde comienza a estudiar el piano y donde hace sus pinitos profesionales, cuando el joven Dámaso llega a La Habana vive intensamente la llamada época de oro del son cubano.

img_a20127El joven pianista consigue pronto colocarse en algunos grupos musicales que tocaban en lugares famosos, es en una de estas agrupaciones que conoce al cantante Orlando Guerra, que la escena musical conocía mejor como “Cascarita”, y por recomendación de él, en 1942, entra a una de las mejores agrupaciones de la isla: la orquesta Casino de la Playa.

Pérez Prado, apoyado por su trabajo en la Orquesta Casino de la Playa, llegó a México con apoyo de algunos de sus compatriotas que se encontraban ya establecidos, como Ninón Sevilla, Beny Moré y Kiko Mendive. Al poco tiempo forma una orquesta con la instrumentación del tipo de las grandes bandas de jazz, adicionadas con la imprescindible percusión afrocubana, creando un sonido que sería desde entonces su sello y con el que crearía el estilo del mambo, en donde el verdadero solista es la orquesta.

Desde ese momento el mambo se convirtió en la gran atracción del sexenio que presidía Miguel Alemán, formando parte de la escena popular con mambos dedicados a los ruleteros, o a los estudiantes del Instituto Politécnico o de la Universidad, en una época en que la vida nocturna parecía presagiar tiempos mejores. El éxito del mambo al comenzar la década de los años cincuenta fue rotundo.

Perez-PradoLa vida personal y musical de Pérez Prado vivió siempre ligada al mambo, a pesar de sus esfuerzos por crear y popularizar otros “ritmos” como el suby o el dengue.

El mismo Pérez Prado adquirió la nacionalidad mexicana en 1980 para pasar los últimos años de su vida como ciudadano del país que lo acogió y lo lanzó al mundo.

Anécdota

La figura poco común de Pérez Prado comenzó a ser muy familiar para el gran público y quizá por lo exacto del apodo, el mote de car’efoca se le quedó, a pesar de que sólo surgió como una mera ocurrencia en medio de una grabación, en que el gran Beny Moré al contestar la pregunta:

“¿Quien inventó el mambo que me sofoca?”, respondió “un chaparrito con car’efoca.”

Albums:
1950 Pérez Prado
1951 Plays Mucho Mambo for Dancing
1955 Mambo Manía
1955 Voodoo Suite Plus Six All-Time Greats
1956 Mambo by the King
1956 Havana 3 A.M.

tn_photo_P_707_jpg1957 Latin Satin

1957 Mambo Happy!

1958 Dilo (Ugh!)

1959 Pérez

1959 Pops and Prado

1959 Latino!

1960 A Touch of Tabasco

1960 Prado in Japan

tn_photo_P_708_jpg1961 Rockambo

1961 La Chunga

1962 The Twist Goes Latin

1962 Exotic Suite of the Americas

1963 Our Man in Latin America

1964 Lights! Action! Prado!

1965 Dance Latino

1972 El Único

1972 Salsa Ala Perez Prado

1982 Que Rico Mambo!

1985 Perez Prado Y Su Orquesta

1985 Enlace

1990 Atrapados en el Mambo

1991 Kuba Mambo

Fuente: produccionesdelmar.com